Especialidad Traumatología

La Traumatología es la especialidad médica que se encarga de estudiar y dar solución a las lesiones del aparato locomotor, abarcando aquellas lesiones de tipo traumático y congénito.

La Traumatología se centra en diagnosticar, tratar, rehabilitar y prevenir enfermedades y lesiones del sistema músculo esquelético. El traumatólogo puede ofrecer una visión diferente de la lesión ya que su finalidad es tratar quirúrgica y ortopédicamente las lesiones o anomalías de tendones, huesos y articulaciones.

¿Cuándo se debe acudir a un traumatólogo?

Siempre que se tenga una lesión, trauma o dolor del sistema locomotor se debe acudir a un traumatólogo.

Este especialista realizará un examen y análisis completo con el objetivo de tener un diagnóstico asertivo y proponer un tratamiento que permita la rehabilitación y reintegro a las actividades lo más rápido y efectivo posible.

¿Qué enfermedades o lesiones trata el traumatólogo?

Fractura: Es una ruptura, generalmente en un hueso. Si el hueso roto rompe la piel, se denomina fractura abierta o compuesta. Las fracturas en general ocurren debido a accidentes automovilísticos, caídas o lesiones deportivas. Otras causas son la pérdida de masa ósea y la osteoporosis, que causa debilitamiento de los huesos. El exceso de uso puede provocar fracturas por estrés, que son fisuras muy pequeñas en los huesos.

Esguince: Es una lesión de los ligamentos que se encuentran alrededor de una articulación. Los ligamentos son fibras fuertes y flexibles que sostienen los huesos. Cuando estos se estiran demasiado o presentan ruptura, la articulación duele y se inflama.

Síndrome del túnel carpiano: Es una condición generada por un aumento en la presión o atrapamiento de un nervio a nivel de la muñeca. Los síntomas pueden incluir adormecimiento, sensación de corriente y dolor en el brazo, mano y dedos.

Luxación:  Se le conoce también como dislocación.  Es una lesión en la que los extremos de los huesos se ven forzados a abandonar su posición normal. Las causas más comunes suelen ser un traumatismo provocado por una caída, un accidente automovilístico o un accidente producto de deportes de contacto o de alta velocidad.

Artrosis: Es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Normalmente, está localizada en las manos, las rodillas, la cadera o la columna vertebral. La artrosis provoca dolor, inflamación e impide que se puedan realizar con normalidad algunos movimientos tan cotidianos como cerrar la mano, subir escaleras o caminar.

Artritis: Es la inflamación de las articulaciones, las cuales pierden movilidad y pueden llegar a deformarse. Estas hinchan y se calientan al tacto.

Cuando afecta únicamente a una articulación se llama monoartritis, cuando son 2 o 3 recibe el nombre de oligoartritis y si afecta 4 o más simultáneamente, se denomina poliartritis.

Escoliosis: Es una curvatura anormal de la espina dorsal. Esta es su columna vertebral. El hueso que baja por la espalda. La columna vertebral de toda persona se curva un poco de manera natural. Pero, las personas con escoliosis tienen demasiada curvatura. Su columna podría lucir como una letra C o S.

Lumbago: El lumbago o lumbalgia se caracteriza por un dolor en la zona baja de la espalda, conocida como zona lumbar. Es causado por una afección de alguna de las estructuras de las vértebras, discos intervertebrales, músculos o ligamentos.

El lumbago puede ser agudo si el dolor dura unos días o crónico si permanece más de 3 meses.

Lesión de meniscos: Los meniscos son fibrocartílagos que están situados en el interior de la articulación de la rodilla y se ubican entre el fémur y la tibia. En las personas mayores de  40 años que realizan algún deporte, el menisco se vuelve más débil, el tejido se degenera y se vuelve menos resistente pudiéndose provocar una lesión ante un movimiento como flexión.

La lesión se puede producir por un traumatismo producido por una flexión u otro tipo de movimiento inusual relacionado con el ámbito deportivo.
No tratar las lesiones a tiempo puede ser muy perjudicial para la salud. Aunque estas no impidan el desarrollo de la rutina diaria, tener una molestia persistente es un signo de alerta de que algo no anda bien. En estos casos es cuando debes acercarte a un especialista. Nuestros profesionales traumatólogos están altamente capacitados para tratar todo tipo de lesiones o enfermedades relacionadas con el área.

No deje que su dolor se convierta en crónico

Contáctenos y haga una reserva con nuestros especialistas en Traumatología

Nuestra especialidad

Reserva de horas

Traumatología

Escoja el día, la hora y el especialista que más le acomode

Reservar mi hora

De nuestro Blog