Enfermedades cardiovasculares en mujeres. Síntomas que no debemos ignorar

Enfermedades cardiovasculares en mujeres. Síntomas que no debemos ignorar

Podríamos decir que el corazón es el motor del cuerpo humano. Es el órgano más importante, el cual se encarga de transportar la sangre con nutrientes a través de todo el cuerpo.

Es por eso que cuando hablamos de enfermedades cardiovasculares, surge tanta preocupación tanto en hombres como en mujeres, puesto que según cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), estas constituyen la primera causa de muerte en nuestro país (27.547 fallecimientos al año).

Aún suelen relacionarse las enfermedades del corazón al género masculino. Sin embargo, las mujeres también pueden presentarlas y cuánto más avanzada sea su edad, más riesgos tienen de padecer un problema cardíaco.

¿Qué es una enfermedad cardiovascular?

La enfermedad cardiovascular es un término amplio que se refiere a problemas al corazón y los vasos sanguíneos. Cuando afecta los vasos sanguíneos puede comprometer órganos como el cerebro (enfermedad cerebrovascular), los miembros inferiores, los riñones y el corazón. Dentro de las enfermedades cardiovasculares las de mayor ocurrencia son la enfermedad coronaria y la enfermedad cerebrovascular.

¿Qué sucede con las mujeres y el corazón?

Si bien las mujeres tienen una barrera defensiva cardiovascular, con la llegada de la Menopausia, esta protección se debilita y las hace más vulnerables a padecer una enfermedad de corazón.  Según estudios, a partir de los 50 años la mujer comienza a aumentar los riesgos y a partir de los 60 a 65 años, este incremento es mucho mayor que en el hombre.

Según un estudio realizado por la Fundación de la Sociedad Chilena de Cardiología (Sochicar) y el Centro de Encuestas de la U. Católica, el porcentaje de mortalidad por infarto al miocardio entre las chilenas es de un 13%, mientras que en los hombres, llega a un 7%.

Esto se debe a que, en esta etapa de la vida, las mujeres experimentan cambios hormonales (disminución de estrógeno) que reducen la protección ante las patologías cardiovasculares y aumentan los factores de riesgo cardiovascular: diabetes, colesterol alto,sedentarismo y obesidad.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

En hombres y en mujeres es importante poner especial cuidado en los siguientes hábitos o enfermedades que pueden significar un aumento en las probabilidades de tener un problema al corazón. Estos son los siguientes:

  • Sedentarismo
  • Alto consumo de alcohol
  • Mala alimentación
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Historial familiar
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Problemas emocionales, tensiones y ansiedad

Síntomas de alerta en mujeres

Síntomas de Angina de pecho (Cuando el músculo del corazón no recibe suficiente sangre rica en oxígeno)

Se experimenta una sensación de quemazón, una presión fuerte localizada más en el cuello, mandíbula, garganta, abdomen e incluso la espalda.  Son síntomas más difusos, a diferencia del hombre quien siente una presión fuerte en el pecho y brazo.

Síntomas de ataque cardíaco

Por lo general el síntoma más habitual es el dolor en el pecho. Sin embargo, según datos estadísticos, sólo la mitad de las mujeres presentan esos malestares. En ocasiones, suelen confundirse con otras enfermedades, ya que pueden presentar indigestión, dolor de espalda continuo, dolor de cuello y hombro, acidez estomacal, náuseas, cansancio extremo.

Síntomas de insuficiencia cardíaca (cuando el corazón no bombea suficiente sangre al organismo)

En mujeres se manifiesta en cansancio extremo con hinchazón de piernas, tobillos y venas del cuello. Si se manifiestan estos síntomas, es importante acudir al médico para solicitar una revisión

¿Qué hacer para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca?

Algunos consejos para disminuir las posibilidades de tener una afección cardíaca son:

  • Controle su presión arterial: La presión arterial alta o hipertensión es un factor importante que se debe mantener en observación. Es importante realizarse un chequeo anual y más a menudo en caso de tener hipertensión.
  • Mantenga sus niveles de colesterol y triglicéridos bajo control: Los altos niveles de colesterol pueden obstruir sus arterias y aumentar su riesgo de enfermedad coronaria y ataque al corazón. Los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre. Los altos niveles de triglicéridos en la sangre también pueden aumentar el riesgo de enfermedad coronaria, especialmente en mujeres
  • Mantenga un peso saludable: La obesidad y el sobrepeso aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, ya que se vinculan a otros factores como colesterol alto, aumento de triglicéridos, hipertensión y diabetes.
  • Cambie los hábitos alimenticios: Limitando las grasas saturadas y alimentos ricos en sodio o con exceso de azúcar. También se debe aumentar el consumo de frutas y verduras.
  • Realice ejercicios regularmente: Esto fortalece el corazón, mejora la circulación, ayuda al peso y reduce el colesterol e hipertensión.
  • Limite el alcohol: Beber demasiado alcohol puede aumentar su presión arterial y añadir calorías adicionales, lo que puede causar aumento de peso y puede haber más riesgo de enfermedades.  
  • No fume: Fumar cigarrillos eleva su presión arterial y lo pone en mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.
  • Controle el estrés: Muchas veces, el estrés está vinculado a las enfermedades del corazón, ya que puede aumentar la presión arterial.
  • Asegúrese de dormir lo suficiente: El dormir poco, aumenta el riesgo de hipertensión, obesidad y diabetes.

Es fundamental estar atentos a las señales del cuerpo que pueden alertar de un problema cardíaco, sobre todo en el caso de las mujeres, donde fácilmente los síntomas de un problema al corazón, se pueden confundir con otro malestar menos complejo.

Ante cualquier señal que pueda advertir de alguna enfermedad cardiovascular, no dudes en acercarte a nuestros centros. Tenemos a tu disposición especialistas en cardiología y exámenes cardiológicos para prevenir a tiempo.

Dele a su corazón la importancia que se merece

Contáctenos y haga una reserva con nuestro especialista en cardiología