Cefaleas: señales de preocupación que no se deben ignorar

Cefaleas: señales de preocupación que no se deben ignorar

El dolor de cabeza suele ser un malestar sumamente desagradable. Dependiendo del nivel de intensidad, en ocasiones puede ser invalidante afectando al desarrollo normal de la vida diaria.

Existen dolores de cabeza moderados y otros sumamente fuertes, los cuales al ser tan agudos pueden ir acompañados de otros síntomas y en ocasiones requieren de una asistencia médica.

Pero ¿Cuándo se debe estar alerta ante una cefalea? Conoce todos los detalles que debes tomar en cuenta.

¿Qué es una cefalea?

El término cefalea hace referencia a cualquier tipo de sintomatología (dolor, molestia, etc.) localizada en la cabeza. Por tanto, es el término formal de lo que normalmente llamamos “dolor de cabeza”.

Existen muchos tipos de cefaleas, pero las más frecuentes suelen ser las siguientes:

Cefalea tensional

Es un dolor bilateral (dolor en ambos lados de la cabeza). Va de atrás a adelante llegando incluso hasta las sienes y los ojos.  La sensación es como una presión que pesa y oprime la cabeza.

Las cefaleas tensionales ocurren cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad.

Este tipo de cefalea es más común en los adultos y los adolescentes mayores.

Migraña

Es un dolor unilateral, ya que su recorrido es de adelante a atrás, desde el ojo hacia la parte posterior de la cabeza. Es un dolor son punzante y pulsante. En algunas ocasiones pueden darse episodios de náuseas, vómitos, cambios visuales, sensibilidad a la luz y al sonido.

No existen todavía pruebas concluyentes, pero se piensa que uno de los principales responsables de las migrañas son las arterias y venas que conforman el sistema vascular de la cabeza, cuyas alteraciones podrían provocar esa sensación palpitante.

Cefalea cervicogénica

los síntomas son unilaterales, van de atrás hacia delante de la cabeza. Aumentan con los movimientos cervicales (mirar hacia los lados o hacia arriba). El responsable de este tipo de cefalea es la articulación.

Razones que pueden desencadenan una Cefalea

  • Algunos factores que influyen a la hora de desencadenar una cefalea son:
  • Abstinencia de cafeína
  • Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual de las mujeres o con el uso de píldoras anticonceptivas
  • Cambios en los patrones del sueño, como no dormir lo suficiente
  • Tomar alcohol
  • Ejercicio u otro estrés físico
  • Ruidos fuertes o luces brillantes
  • Pasar por alto comidas
  • Olores y perfumes
  • Fumar o exposición al humo
  • Estrés y ansiedad

Para el especialista hay ciertas señales, llamadas “banderas rojas” que pueden ser indicaciones por las cuales usted debe visitar al médico:

¿Cuándo la cefalea indica un peligro?

Algunas personas tienden a ser más “jaquecosas” que otras, pero existen algunas señales que pueden indicar algo más serio a la hora de tener una cefalea. Se debe buscar ayuda médica inmediata en los siguientes casos:

  • Si el dolor de cabeza lo despierta: Sea en la madrugada o en la noche, si es tan severo como para interrumpir el sueño, se debe consultar a un médico cuanto antes.
  • El dolor que no alivia con el sueño: Las migrañas, por ejemplo, con el sueño y quitando los estímulos, como la luz o el ruido, se alivian. Pero sea migraña o no, si el dolor no se alivia con el sueño, es mejor consultar.
  • Dolor de inicio reciente: Si el dolor apareció hace menos de un mes, pero es permanente, es importante acudir a un médico.
  • Dolor con otros síntomas: El dolor con otros síntomas asociados como náuseas, mareos, problemas del habla, debilidad en la cara u otra parte del cuerpo, sensación de desvanecimiento pueden en algunas ocasiones indicar la presencia de un problema mayor.
  • El dolor de cabeza comienza de manera muy repentina.

¿Qué medidas prácticas tomar ante una cefalea?

Procura tratar los síntomas de inmediato. Esto puede ayudar a que el dolor de cabeza sea menos fuerte.  Algunas medidas que puedes tomar son:

  • Beber agua para evitar la deshidratación, especialmente en caso de haber vomitado.
  • Descansar en una habitación tranquila y oscura.
  • Colocar un paño frío sobre la cabeza
  • Los medicamentos de venta libre tales como el paracetamol, el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico a menudo sirven cuando la migraña es leve.

Algunos cambios de estilo de vida, pueden ayudar para evitar las cefaleas frecuentes. Procura dormir bien y hacer ejercicio de manera regular y disminuir poco a poco la cantidad de cafeína que bebe todos los días.

También es importante aprender a manejar el estrés, para evitar que se transforme en una molestia que aparece cada vez que las situaciones nos sobrepasan.

Finalmente, acudir a un médico ante un dolor de cabeza inusual, puede salvar su vida y evitar un problema más grave aún. Si estás experimentando uno de los síntomas mencionados anteriormente, acude cuanto antes a consultar a un especialista de salud.

Tags